¡Bienvenida, 2017!

Comienza octubre y ya hemos despedido la vendimia de 2017. Una vendimia temprana, la más madrugadora que hemos conocido, que comenzaba el 14 de septiembre (la de 2015 comenzó el día 15).

La añada 2017, sin duda, será recordada en la historia vitivinícola por la helada de abril que provocó una de las cosechas más cortas de la DOC Rioja de los últimos 30 años. En nuestro caso, en uva tinta, apenas llegaremos a un 50% en comparación a una cosecha normalizada.

Una cosecha por la que pocos apostaban, viendo la evolución del viñedo durante su desarrollo vegetativo. Sin embargo en la vendimia hemos comprobado que tendremos una de las grandes añadas en calidad de los últimos años. Escasa, sí, pero sin duda: muy buena.

Hay que tener también en cuenta, como cada año, una realidad incuestionable: habrá diferentes niveles de calidad, muy marcados. Las zonas que no han sido afectadas por la helada y las producciones han sido altas verán comprometida la calidad, teniendo en cuenta los factores climáticos que han existido y esta vendimia precoz. En nuestro caso, el 100% de la producción está localizada en Rioja Alavesa (concentrada, en su mayoría, en Samaniego), zona castigada por la helada. De ahí la bajada en producción y la gran calidad en el fruto que ya hemos comentado.

Ahora nos queda gran parte del proceso de vinificación y, por supuesto, preparar y cuidar las vides para la próxima cosecha que, esperamos, no nos de “tantos sustos” como la 2017.

Publicado en Sin categoría

Pinceladas de historia: el primer gran premio para Ostatu

Corría el año 1991 y un joven bodeguero de Rioja Alavesa inscribía su vino en el concurso que se organizaba con motivo de Vinexpo (Burdeos, Francia). Él, Doroteo Sáenz de Samaniego; el vino, Ostatu Tinto 1990 y el premio, el Grand Prix d’Honneur 1991 en el Concours International Des Vins Blayains Bourgeais.

Hoy en día, estamos inmersos en una vorágine de concursos, guías, presentaciones… que sacan de lo extraordinario el gran reconocimiento a nuestros vinos y lo integran en la cotidianidad. Por ello, a veces, y sin restar importancia a los premios de hoy, debemos mirar atrás y observar nuestro recorrido.

Hace bien poco, en el entorno de una comida familiar, de amigos y de trabajo (ya se sabe, en los negocios familiares, llega un punto en el que convergen distintos ámbitos) salió a colación uno de los reconocimientos más significativos (personal y profesional) que posee la bodega: el Grand Prix D’Honneur 1991.

Por el cariño con el que Doroteo, fundador de Ostatu junto a su mujer Asun, nos recordó uno de los momentos más importantes para él como bodeguero y por la gran cantidad de detalles que nos relató, creímos que era una historia que debía ser compartida con vosotros. No podía quedar sólo reflejada en la pared de nuestro Txoko en forma de diploma.

En 1991 Ostatu trabajaba con ahínco en la elaboración de sus vinos jóvenes: el blanco y el tinto maceración carbónica, bajo la batuta de Doroteo Sáenz de Samaniego: Teito. Éste decidió inscribir su vino, orgulloso de su trabajo, en uno de los concursos más prestigiosos en la vecina Francia, el que se celebraba en Vinexpo. El resultado llegó en forma de Oro para la añada 1990 además de con la invitación a volver a concursar como parte de los 100 vinos galardonados con la máxima puntuación. El concurso contó con una totalidad de más de 1.500 vinos de 20 países diferentes y sólo los 100 “oros” pelearían por un premio superior.

Teito, acompañado por la hija de su primo (puesto que él no sabía francés), viajó hasta Burdeos con la ilusión de verse entre los 100 mejores de esa edición y volvió con la enorme satisfacción de conocerse ganador de uno de los 20 premios Grand Prix d’Honnneur. Como dato curioso recuerda que de los 4 vinos galardonados con el Grand Prix d’Honneur en España, 2 eran bodegas de Samaniego: Ostatu y Bodegas Virgen del Valle (ganó con su Crianza) y otra de Laguardia, Campillo.

Sin duda, un muy buen año para los vinos de Rioja Alavesa que, a partir de entonces, están presentes en los podio de grandes concursos internacionales de vinos por todo el mundo.

Publicado en Sin categoría Etiquetado con: ,

Gastronomía y vinos: Txinbo Ardotegia

Estrenamos junio volviendo a nuestros post de “Gastronomía y vinos”. Esta vez viajamos 50km hacia el norte hasta encontrarnos con Vitoria-Gasteiz. Una ciudad que respira medioambiente y gastronomía por los cuatro costados, cualidades que compartimos en Ostatu. Aquí, en la calle Cuchillería (la “Kutxi”) nos encontramos con uno de los gastrobares del momento: el Txinbo.

En Euskadi somos muy aficionados al poteo cuya traducción más exacta sería la de disfrutar con los amigos de los mejores vinos. Y éste, poco se entiende sin la compañía de nuestros famosos “pintxos”.

En Vitoria, podemos disfrutar de esta tradición tan arraigada en muchos de sus bares y uno de ellos es “Txinbo Ardotegia”.

Su filosofía es bien sencilla. Defienden la cultura de esta tierra valorando, promocionando y vendiendo producto local. Buscan que gente de todo tipo y edad compartan el mismo espacio y puedan disfrutar, de igual manera, de todo tipo de productos. Volver a los tiempos en los que el bar servía como punto de encuentro, de alegría, para la gente y que hemos ido perdiendo, según cuentan en Txinbo, con “bares sin personalidad, franquicias, etc.” Todo ello, como no, acompañado de una buena gastronomía.

Aunque podemos degustar buenos menús, uno de sus principales atractivos son sus pintxos, elaborados con pan que ellos mismos hornean. Y como en pintxos hay tanta variedad como gustos, nos proponen un maridaje que va desde el Blanco Joven hasta el Gloria pasando por el Laderas, el Selección o el Crianza. Aunque la estrella, para este tipo de maridajes es, en nuestra opinión el Tinto. ¡Algo tiene la maceración carbónica que la hace especial!

¡Nos vemos en Txinbo!

Publicado en elaboración, elaboración, elaboración, elaboración, elaboración, elaboración, elaboración, elaboración, elaboración Etiquetado con: ,

Lo que el hielo se llevó

Teníamos pensado escribir un post sobre el viñedo este mes, aunque en nuestra mente no estaba tener que contaros esto.

Muchos habréis escuchado o leído sobre los efectos de las bajas temperaturas de la semana pasada en el viñedo. La mañana del 28 de abril nos levantó con temperaturas sobre los -2º que cumplían a la perfección las previsiones meteorológicas: helada general.

¡Cómo hubiésemos deseado que San Prudencio, fuese, como manda la tradición, “meón”! Pero el clima es incontrolable y es, en gran medida, el que configura las características de cada una de nuestras añadas. Así que nuestro Patrón hizo la de San Marcos y nos hizo de “vendimiador sin corquete”.

Tras un invierno seco y una primavera templada, la brotación estaba más avanzada y con una mayor exposición a los riesgos de helada. Previsión que ha acabado por cumplirse provocando un importante daño en muchas de las parcelas de la comarca, salvándose aquellas localizadas en las zonas más altas.

En Ostatu somos familia de bodegueros, pero ante todo, somos viticultores. Son nuestros viñedos los que configuran cada uno de nuestros vinos, y su gestión, de manera sostenible, es nuestra verdadera motivación. Nuestra gran apuesta por la viticultura nos hace plenamente conocedores de los riesgos que conlleva nuestra profesión. Nos hemos criado aprendiendo a mirar al cielo,  sabemos que las vides están expuestas a las inclemencias del tiempo y, como ya hemos comentado, éste es incontrolable: a veces “nos regala” y otras, nos “arrebata”. Pero del mismo modo que conocemos los riesgos, también somos conscientes de la fortaleza de nuestras cepas, de su capacidad de supervivencia. 

Son momentos de incertidumbre, por qué no decirlo, difíciles. Pero no son momentos de tirar la toalla o de ser pesimistas. Nos espera una temporada de incremento de trabajo y costes en viñedo. Iremos planta a planta seleccionando de forma mucho más exhaustiva los brotes para conseguir una buena formación de poda de cara al próximo año. En resumen, una mayor dedicación y cierto retraso en la evolución del viñedo, hasta conseguir una vendimia de calidad en la que habrá, inevitablemente, una menor cantidad.

Publicado en cultivo, cultivo, cultivo, cultivo, viñedo, viñedo, viñedo, viñedo, viñedo, viñedo Etiquetado con: , , , , ,

Es tiempo para valientes

Han pasado ya casi dos meses desde que el prestigioso master of wine y prescriptor británico, Tim Atkin, publicase su segundo informe anual sobre Rioja. Tras el revuelo suscitado por su primera publicación, en 2016, y viendo la consistencia y profundidad de sus aportaciones en la edición de 2017, hemos querido espaciar la publicación de nuestra reflexión a fin de poder contar nuestra visión de la manera más objetiva posible.

viñedo Ostatu

Es de sobra conocido que la Denominación de Origen Calificada Rioja pasa por un momento clave en su historia. Un momento de cambios, de reflexiones, de decisiones valientes que han de forjar la historia de esta región para el futuro más inmediato. Y esto es lo que aborda el británico en sus dos, hasta la fecha, publicados informes sobre Rioja.

Atkin defiende la heterogeneidad de la comarca no sólo en modelos de negocio o en formas de entender el vino, sino en nuestros suelos, nuestro clima, nuestra cultura… Es decir, defiende la importancia de un viñedo singular por encima de marcas, producciones o entes. Da la mano a medianos y pequeños productores que focalizan su trabajo en un viñedo, mayoritariamente, propio. Bodegueros que más que grandes enólogos son grandes viticultores y que, añada tras añada, intentan plasmar en sus botellas la singularidad de sus viñedos.

Con sutiles metáforas o mediante crudeza literaria nos pone en la tesitura de implicarnos en el futuro de la región. De quitarnos el sombrero de zona de vinos con buen precio y ponernos el que nos corresponde: el de elaboradores de vinos primera línea.

Gloria de Ostatu

En su visión divide a las bodegas en 5 grupos de 15 miembros, al estilo de los Grand Cru bordeleses. División basada en las catas de los vinos de cada una de ellas, no en mercados, precios o marcas. Catas realizadas in situ, en cada una de las bodegas que visita, entendiendo cada vino no como un producto sino como el resultado final de una historia con personalidad propia.

96pt. 2008 Ostatu Gloria de Ostatu
94pt. 2011 Ostatu Gran Reserva
94pt. 2011 Ostatu Laderas de Ostatu Genérico
94pt. 2012 Ostatu Selección de Ostatu Genérico
93pt. 2011 Ostatu Reserva
93pt. 2013 Ostatu Lore de Ostatu Genérico
90pt. 2015 Ostatu Tinto Genérico
90pt. 2015 Ostatu Blanco Genérico

Familia Ostatu

¿Y dónde se encuentra Ostatu? Nosotros nos sentimos profundamente orgullosos de formar parte del llamado “Second Growths” gracias a las calificaciones de nuestros vinos. Vinos que son fiel reflejo de nuestra identidad, de nuestra filosofía de apego por el viñedo basada en la sostenibilidad. Profundamente orgullosos de que Atkin considere nuestro pueblo, Samaniego, como uno de los 8 pueblos de la “Côte d’Or” de la zona. Y profundamente orgullosos de que nuestro futuro esté en nuestras manos, unas manos conocedoras de la tierra, del fruto que conseguimos de ella y de lo que obtenemos tras la vinificación: vinos que reflejan nuestra historia.

 

Publicado en Sin categoría Etiquetado con: ,

Gastronomía y Vino: Restaurante La Cancela

Vuelve el otoño y queremos seguir descubriendo para ti los restaurantes más emblemáticos para disfrutar de nuestras Experiencias Ostatu, junto con una gastronomía única que harán que la experiencia sea doblemente satisfactoria.

captura-de-pantalla-2016-09-30-a-las-14-01-50

Retomando el tema de vino y gastronomía con el que comenzamos hace unos meses, queremos presentaros este mes de Octubre un lugar muy especial, y para ello nos adentramos en la provincia de La Rioja, concretamente nos vamos a la localidad de Santo Domingo de La Calzada para degustar las delicias del Restaurante La Cancela.

 

La Cancela es un pequeño y acogedor restaurante del que no encontraremos página web ni incorporación al mundo 2.0 ya que lo regenta una familia y su mejor publicidad es la calidad de los platos que se sirven, y la cantidad de comentarios positivos que los usuarios de Tripadvisor que han estado allí nos dejan.

La cocina que nos vamos a encontrar en La Cancela son platos tradicionales, así una buena opción de menú son las típicas verduras asadas, con chuletillas o solomillo de segundo y una ración de queso con mermelada o membrillo como postre. . Por supuesto no es la única opción, ya que la carta de La Cancela nunca deja de sorprendernos con carnes, postres dulces y sabores intensos.

Captura de pantalla 2016-08-29 a las 11.57.26

Sin embargo es un menú perfecto para acompañar a Ostatu Crianza 2014, aprovechando que este mes de octubre sale a la venta la nueva añada, de la mano de Bodegas Ostatu; ideal para este tipo de comidas por su versatilidad y su carácter fresco y afrutado pero intenso a la vez para acompañar los sabores de carnes y verduras de calidad.

ostatu crianza

La nueva añada 2014 de Ostatu crianza nos presenta un vino elaborado con las cuatro variedades tintas: Tempranillo, Graciano, Garnacha y Mazuelo. Fresco, con recuerdos a frutas golosas como la frambuesa y la cereza, muy balsámico y agradable en boca es como encontramos las primeras copas que catamos de este vino. Una delicia de la que disfrutar a lo largo de este año que viene.

Por supuesto podemos encontrar Ostatu Crianza como uno de los vinos de referencia en el restaurante La Cancela, ya que como buenos amantes de la gastronomía y del buen vino, ellos también saben qué vinos maridan mejor con el estilo de cocina que ofrecen.

queso

Así que por nuestra parte te dejamos esta sincera recomendación para descubrir tanto el Restaurante La Cancela, como la nueva añada de Ostatu crianza 2014.

Captura de pantalla 2016-08-29 a las 12.10.57

Publicado en gastronomía, gastronomía, Sin categoría

¿Qué son los vinos de Autor?

 

Hace ya un tiempo que escuchamos hablar de Vinos de Autor y mucha gente no tiene claro qué es exactamente un vino de Autor y que conllea o por qué se les da ese nombre. Y lo más curioso para muchos, ¿Cómo llevan la contraetiqueta de color verde que define la añada y no los vemos etiquetados como crianzas o reservas?

@juanjoska

Esas categorías (creadas en su día por las grandes bodegas) son las tradicionalmente utilizadas para diferenciar los vinos, pero únicamente y solamente en base a su tiempo de crianza en barricas bordelesas de roble de 225 litros, sin tener en cuenta calidades, viñedos, calidad de barricas, etc.

Por ello, hace unos años, muchos bodegueros (mayoritariamente ligados al cultivo directo del viñedo) llegaron a la conclusión de que existen muchos más factores que van a definir la personalidad, calidad y estilo diferenciador del vino aparte del más o menos tiempo en barrica. Y por ello se lanzan a probar vinos diferentes basados en criterios propios de calidad, diferenciando parcelas, métodos de elaboración, seleccionando diferentes tamaños de barricas o incluso volviendo a otro tipo de materiales para la crianza como los depósitos de hormigón.

Gonzalo Sáenz de Samaniego en mayo 2015 @lexwine

Gonzalo Sáenz de Samaniego en mayo

Como resultado hoy en día contamos con una generación de vinos con su propia historia que, para conocerlos, es necesario conocer qué peculiaridades poseen y qué criterios ha elegido el enólogo (El Autor) para elaborarlos.

Como podéis imaginar, esto da lugar a vinos muy personales para cada bodeguero, con lo cual es complicado crear una categoría para ellos, pero evidentemente siguen bajo la D.O.C. ya que en el viñedo y requisitos generales, se cumple la normativa. Por ello, se utiliza la contraetiqueta verde que hemos mencionado que nos va a certificar su origen y la añada que estamos utilizando.

@idoiamendia

Aparte de Vinos de Autor, podemos encontrar los términos Vinos de Selección, vinos de Terruño (Terroir) o Vinos Singulares, como es el caso de los cuatro vinos de Ostatu que siguen criterios personales de la familia Sáenz de Samaniego a la hora de seleccionar sus parcelas de manera diferente dependiendo de las características de los frutos que de cada una de ellas se recogen, ya que son esas frutas las que marcarán posteriormente el carácter de los vinos.

El primero de estos vinos fue Selección de Ostatu, precisamente nombrado así porque es una selección de varios viñedos ubicados en la parte este, entre Samaniego y Leza, con más influencia del viento del norte.

Captura de pantalla 2016-06-23 a las 18.07.10

Las uvas proceden de viñedos de 50 años, con una altitud media de 580 m. Combinación de suelos arcilloso-calcáreos y cascajos, muy pobres en pendientes orientadas al sur-este, en los cuales la estructura del subsuelo está formada por varias capas de roca blanca.

Se seleccionan las uvas directamente en el viñedo al hacer una vendimia manual en cajas de 15 kg, y al llegar a bodega se hace un ligero despalillado para no dañar el grano.

La fermentación alcohólica la hace en depósito de reducida capacidad y además el 70 % del vino hace la fermentación maloláctica en barrica de roble francés nueva, posteriormente pasa 14 meses en barrica, nueva y la añada 2012 fue embotellada en noviembre de 2014.

Captura de pantalla 2016-06-23 a las 18.06.54

Con una producción de apenas 18.000 botellas encontramos un vino de corte moderno con muy buen ensamblaje entre la crianza en barrica que notamos en el cuerpo que va redondeándose con el tiempo, y la fruta que aporta el 5% de graciano junto con un 95% de tempranillo. Esta combinación otorga un carácter balsámico, mineral, de frutos negros como arándanos y moras muy intensos a la vez que frescos.

Después de Selección de Ostatu llegaron otros vinos de Autor a la familia Ostatu, como Gloria de Ostatu, Laderas de Ostatu y Lore de Ostatu.

Un buen ejemplo de cómo hay otros factores a tener en cuenta en la personalidad y calidad de un vino, más allá de solamente el tiempo en crianza.

Captura de pantalla 2016-06-23 a las 17.07.39

Si queréis descubrir la historia de los otros tres vinos Singulares de Ostatu podéis hacerlo en el siguiente enlace.

@borjamurua

Publicado en vendimia, vendimia Etiquetado con: , , , , ,

Categorías de Vinos Tintos en la D.O.Ca Rioja

Para comprender los vinos de la DOC Rioja vamos a empezar por explicar las categorías que marca el Consejo Regulador para clasificar sus vinos. Categorías que hemos escuchado a diario y que seguramente utilicemos a la hora de pedir un vino.

Se pueden diferenciar cuatro pequeñas etiquetas de diferentes colores que llamamos la precinta y que es la que certifica que es un vino amparado por la D.O.C.

Captura de pantalla 2016-08-17 a las 17.34.32

Color Rojo-Crianza

En primer lugar hay que diferenciar la categoría crianza como un tipo de vino, y cuando hablamos de crianza, que es el proceso que el vino hace en barrica y botella durante un tiempo en la bodega antes de salir a la venta.

En este caso Crianza indica categoría de vino, ya que cuando vemos esta etiqueta roja en el vino automáticamente sabemos que tiene un mínimo de 12 meses de crianza en barrica bordelesa de 225 litros y un año más en bodega (normalmente el segundo año suele pasarlo en botella pero no es obligatorio que lo haga)

Color Granate-Reserva

Son vinos que necesitan tres años antes de poder salir al mercado, de los cuales uno debe permanecer en barricas bordelesas de roble y los dos últimos años en la botella. Como en el caso anterior siempre hablamos de tiempo mínimo, ya que este tiempo se puede ampliar por la bodega si así se desea.

Color Azul-Gran Reserva

Vinos de cinco añadas atrás, quiere decir que son cinco años mínimo los que pasa en la bodega, dos en barrica de 225 litros y tres en botella, teniendo la posibilidad de aumentar ese tiempo como hemos visto en las otras dos categorías.

Verde – Cosecha

Por último, encontramos una etiqueta verde mar que nos indica cosecha y una añada, es la que llamamos genérica ya que nos reconoce la añada de vendimia del vino, pero no específica ningún tiempo de crianza, por lo que es una etiqueta que tradicionalmente hemos visto en blancos y tintos jóvenes; pero que hoy en día se ven en los denominados Vinos De Autor.

Captura de pantalla 2016-08-17 a las 17.34.19

Publicado en vino, vino, vino, vino, vino, vino, vino, vino, vino Etiquetado con: , , , , , , , ,

Vinos Singulares IV : Lore de Ostatu

LORE DE OSTATU

LORE_2“Reivindicando lo de antaño”

Vino blanco fermentado en cuba de roble durante 6 meses. Elaborado con igual cantidad de Viura y Malvasía procedentes de un viñedo muy especial, Valcabada, de 50 años de edad. Nuestra manera de entender este tipo de vino blanco.

Notas de Cata

Pálido y brillante color con reflejos verdosos y dorados. Aromas de frutas blancas (manzana asada, pera) y flores blancas (espino albar) con una expresión muy fina y elegante de la barrica. Fresco y equilibrado en boca, graso y con dimensión, largo. Bien equilibrado con las notas especiadas de barrica, intensidad frutal y calidez.

Producción 

2.582 botellas (75 cl.)

Publicado en malvasia, viura Etiquetado con: , , , ,

Vinos Singulares III : Laderas de Ostatu

LADERASLADERAS DE OSTATU

“El Terroir”

Un vino con carácter elaborado con Tempranillo (97%) y Viura (3%) procedentes de un viñedo singular, “El Portillo” plantado en 1967 a 630m de altitud.  Un vino donde la singularidad de nuestro terruño se hace evidente.

Descúbrelo aquí

Notas de cata

Color cereza con tonos todavía juveniles. La  nariz es fragante, plena de armonía frutal y toque de notas florales, especiadas y minerales. Madera muy bien dosificada.
Tanino maduro y dulce que amplía la sensación de carnosidad. Tiene una larga vida, ganará considerablemente en los próximos años.

Producción

2.682 botellas 75 cl

Publicado en enoturismo, enoturismo, enoturismo, maridaje, maridaje, maridaje Etiquetado con: , ,